Novedades

¿Cómo conservamos los embutidos?

El calor aprieta, y mucho, durante los meses de verano que nos toca vivir por el sur de España. Un enemigo letal para la conservación de nuestros alimentos, sin duda. Por eso, en la entrada de hoy nos gustaría daros algunos trucos muy sencillos y efectivos a la hora de conservar los embutidos en buen estado. Lo fundamental es encontrar el lugar idóneo, en primer lugar.

Empezamos con los embutidos loncheados. ¿Cómo? Formando una torre y colocando cada porción encima de la otra. Una vez formado el bloque, lo envolvemos en film transparente y directo a los estantes de nuestro frigorífico. Si queremos volver a disfrutar de algunas lonchas, sea el momento que sea, sacamos la torre con algo de antelación y la dejamos adaptarse a la temperatura ambiente, donde deberán reposar antes de colocarlas en un plato a sudar. Si hemos cortado más rodajas de la cuenta, por otro lado, es recomendable dejar la piel protectora del embutido.

Respecto a los de pieza entera, la mejor forma para conservarlos es colgando mirando al suelo y sin que las piezas se toquen. Lugar fresco y seco (15-20ºC), bien ventilado y permanentemente oscuro. Los rayos de sol, en este caso, empeorarán la pieza. Despensa, bodega y alacena son las estancias ideales para ello. Si están empezadas, se puede huntar la zona de corte con un poco de aceite de oliva y así evitaremos que se ponga rancio antes de tiempo. Tápalo con un film transparente.

Por último, ¡jamón, jamón! Lo básico sea mantener las piezas colgadas (o en un jamonera), separadas y aireadas, y guardar la corteza y/o las capas de grasa que se van quitando al cortar la pieza. El tocino hace de tapa para colocarlas encima del corte, protegiéndolas del aire. Por encima, un paño limpio – de algodón, a poder ser – para multiplicar el efecto protector.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.